#Crónica | El Madrid suma la 14ª al ritmo de Llull (91-84)

Un Real Madrid a medio gas se subía al carro del Increíble Sergi Llull para sumar una nueva victoria ante un descafeinado Unicaja de Málaga, a pesar de los intentos de Francis Alonso.

Volvía Carlos Alocén a la titularidad después de varios partidos sin entrar en la rotación blanca, acompañado por Causeur, Deck, Garuba y Tavares. Al maño no le salían del todo las cosas a pesar de no contar con un base puro en su rival… Así que los que se encargaban de llevar el peso ofensivo en el primer cuarto, para sorpresa de la audiencia, eran el argentino y el de Azuqueca de Henares. Unicaja por su parte ofrecía lucha en el rebote, ganando varias batallas a pesar del trabajo de la batería de pívots blancos. El resultado, un 20-16 en el que el protagonista era el 4 canterano, con un 3 de 3 desde la línea de 6,75.

Cambio radical en el segundo cuarto, con la entrada de la vieja guardia: Llull, Carroll y el capitán Felipe Reyes, acompañados de Thompkins y Taylor. Los malagueños seguían controlando el rebote ofensivo, pero sus fallos en ataque no les permitían reducir la desventaja en el marcador: 37-33 al alcanzar el descanso, partido trabado y con el grifo bastante cerrado en la parcela ofensiva.

Francis Alonso daba un paso adelante en el cuadro malagueño a la vuelta de vestuarios, con 5 triples que daban la vuelta al partido poniendo por delante a su equipo, mientras un Laprovittola más entonado tomaba la responsabilidad en el ataque blanco. Salía Llull en modo perro de presa para frenar al malagueño formado en la NCAA, y Thompkins abría por fin la lata en un día poco acertado desde la línea exterior. Llegaba así el arreón antes del último cuarto: máxima ventaja, 67-58 tras un triple de Taylor desde la esquina.

Y de bocinazo a bocinazo: Llull se sacaba de la manga al final de la primera posesión del último periodo un tiro mágico contra el tablero que seguía ampliando la distancia, aunque Waczynski se entonaba algo, Nzosa se atrevía contra Garuba y Brizuela empujaba… El partido se jugaba con poco ritmo pero el Madrid, sin pisar el acelerador, lo tenía donde más le interesaba. Gracias fundamentalmente a Llull, que actuaba como director de orquesta en ambos lados de la cancha. Todos sus puntos llegaban en este último y definitivo cuarto (9), unidos a 4 asistencias, 2 rebotes y 2 recuperaciones, y la sensación de dominar el partido y jugarlo como él ha querido.

Al final, 91-84: sigue la racha, sigue la imbatibilidad liguera, objetivo cumplido una semana más. Y para la próxima, doble jornada de Euroliga: visita a Grecia para enfrentarse a Panathinaikos el martes y Olympiacos el viernes. Con los jugadores descansados y la hoja de ruta de Laso bien marcada.

Real Madrid 91 (20+17+30+24): G. Deck (16), U. Garuba (12), S. Llull (9), T. Thompkins (10), J. Taylor (13), F. Causeur, N. Laprovittola (8), F. Reyes (2), C. Alocén, J. Carroll (3), W. Tavares (18).

Unicaja Málaga 84 (16+17+25+26): D. Thompson (8), D. Brizuela (11), F. Alonso (27), A. Waczynski (10), T. Abromaitis, P. Sánchez (2), R. Guerrero (6), Y. Nzosa (6), C. Suárez (7), V. Gerun, A. Bouteille (7).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies