#Crónica | Reencuentro con la victoria en dos partes muy diferentes (76-66)

Victoria con más sufrimiento de lo esperado ante el Panathinaikos, en un partido con luces y sombras de los de Laso.

Durante el primer cuarto se pudo ver la mejor versión del equipo en el último mes. Laso optó por plantear un inicio a Taylor y Deck, junto a Alocén en la dirección, que a la par, marcaría el sino de los primeros veinte minutos. Las acciones del argentino al poste (10 puntos en este período) tuvieron un cómplice en las acciones incisivas hacia el aro del de Norrkoping.

A ellos dos se unió el desparpajo de un Carlos Alocén que defendió muy bien a Shelvin Mack y que no rehúso en apostar por su desborde y doblar a sus compañeros (8 asistencias del equipo en 10 minutos). Así llegábamos a un 25-12, donde el PAO lo único que había hecho hasta el momento era escuchar el himno antes del salto inicial.

La tónica se mantendría en el segundo cuarto. Con el regreso de Llull tras la lesión (curioso que de nuevo ante PAO en Euroliga), el equipo buscó más las acciones de un Fabien Causeur enchufado desde el triple. Acompañando a la segunda unidad se vieron destellos de lo que un Alex Tyus en plena forma física puede aportar, cerrando bien la zona y dejando un par de buenos tapones.  Los últimos minutos vendrían marcados por el acierto en el tiro de Alocén (13 puntos hoy), que serían claves para cerrar el partido al descanso con un 49-27.

Las buenas sensaciones del primer tiempo nada tuvieron que ver con el desempeño tras el descanso. Real Madrid y PAO intercambiaron papeles, y la desconcentración pasó a ser la directora de juego en los blancos. Un inicio de 0-7 de los griegos y el mal partido de Tavares hicieron que las primeras dudas apareciesen en el Palacio. La renta de 22 del descanso llegó a bajar hasta el 58-49 llegando al minuto 30.

Tras la torcedura de tobillo de Carroll en una acción antideportiva no pitada de Bochoridis, de nuevo Gabriel Deck tomó la responsabilidad en la anotación, y seis puntos seguidos del de Colonia Dora pusieron el 64-50 al final del tercer cuarto.

El inicio del último cuarto volvió a presentar dudas en los de Laso, y tras tan sólo dos puntos en cinco minutos, los de Kattash llegaron a ponerse sólo a cinco puntos gracias a buenas acciones de Marcus Foster. A partir de ahí, dos triples de Abalde (flojo hoy) y Llull lograrían que la sangre no llegase al río. El PAO, ya a la desesperada con Nedovic abusando de tiros y un fallón Mitoglou no lograron interponerse en el 76-66 final.

Con este resultado el equipo se queda con balance 14-8 en la cuarta posición, ya con la mente puesta en la visita a Berlín del próximo viernes.

Real Madrid 76 (25+24+15+12): F. Causeur (11) R. Fernández (0), A. Abalde (4), A. Tyus (4), C. Alocén (13) G. Deck (20), U. Garuba (0), J. Carroll (3), W. Tavares (4), S. Llull (7), T. Thompkins (0), J. Taylor (10)

Panathinaikos Opap Atenas 66 (12+15+23+16): S. Mack (4), E. Bochoridis (5), Z. Auguste (13), L. Kaselakis (3), I. Vougioukas (0), G. Kalaitzakis (0), M. Foster (11), N. Nedovic (18), A. White (5), K. Mitoglou (2), H. Sant-Roos (0)

 

Fotografía: realmadrid.com

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies