#Crónica | El Madrid es todo corazón, Garuba su marcapasos (80-77)

Un enorme Madrid se repone a todas las adversidades de la mano de Usman Garuba y Edy Tavares para clasificarse para la final de la Liga Endesa.

Celebraba Laso en la previa que en este “todo o nada” frente a Valencia Basket en el WiZink Center volvieran sus “grandes jugadores”. Y es que la noticia en Madrid era el retorno de Sergi Llull, renqueante de sus molestias, y Alberto Abalde, con un resultado negativo en el último test del Covid-19 aunque finalmente el gallego no se vestía.

Formaba el quinteto titular Alocén, acompañado de Causeur, Taylor, y Garuba y Tavares encargados del juego interior. Enfrente, los de Ponsarnau salían con Van Rossom, Sastre, San Emeterio, Derrick Williams y Dubljevic.

El acierto marcaba los primeros ataques blancos, con Causeur desde fuera y Taylor, muy valiente, imponiéndose por físico. Tavares se hacía fuerte en la pintura, con la ayuda inestimable del canterano. La defensa taronja se entonaba tras 5 minutos, apretando el marcador hasta que un triple de Llull sobre la bocina dejaba el marcador del primer cuarto en 22-18.

Se embarraba el juego tras el paso por banquillos, que dejaban otra mala noticia para los blancos: Alocén se retiraba con molestias. Llull conectaba con Poirier dejando jugadas de póster, mientras Tobey hacía daño desde la línea de 6,75. Vives actuaba de perro de presa atando a Carroll, y así nos íbamos al descanso con un 42-39 tras otro triple, de Garuba esta vez.

Tras el paso por vestuarios, las hostilidades seguían por todo lo alto, tal como se prometía en la previa. Se cargaba Valencia Basket con 3 rápidas faltas, pero el Madrid no sacaba provecho de la situación. Una antideportiva de Garuba acababa con triple lejanísimo de Williams y colocaba la igualdad de nuevo (44-44): partido a 15 minutos, y todo por decidir. Causeur seguía inspirado, anotando fácilmente desde el triple, mientras Garuba contaba con un imán para imponerse en cualquier balón dividido, consiguiendo el Madrid una máxima de +8, la mayor del partido. La labor de zapa de los valencianos conseguía aun así dejar el marcador en 59-55.

Disparaba el Madrid desde la distancia de la mano de Taylor y Llull, pero Kalinic se imponía en el duelo particular a Rudy Fernández, obligando a Laso a cambiarlo por Garuba.

El serbio acercaba a los suyos a 2 puntos a 5 minutos del final, y Labeyrie contribuía con un tiro libre para un parcial de 0-8 que ponía los nervios a flor de piel en el Palacio… Hasta que Alocén abría por fin su marcador particular, y el del Madrid en general, tras sustituir a un Llull tocado y fundido.

Garuba ofrecía una de cal y una de arena, anotando un triple y frenando ilegalmente otro de Tobey. Pero al de Azuqueca no le frena NADA: su mejor partido en Liga Endesa daba al Madrid el pase a la final, siendo él el autor de 16 puntos y 14 rebotes. Enorme, el canterano. Dos tiros libres de un gigantesco Tavares, y un triple postrero de Prepelic, dejaban el resultado definitivo en 80-77. Una final de Liga Endesa más para el histórico Pablo Laso. Reconocimiento también especial para el entrenador vitoriano, que se convertía en el míster con más victorias en el club. Otro hecho histórico más, y van…

Real Madrid 80 (22+20+17+21): F. Causeur (15), C. Alocén (3), U. Garuba (16), W. Tavares (7), J. Taylor (10), R. Fernández (5), A. Tyus (1), V. Poirier (4), J. Carroll (6), S. Llull (13).

Valencia Basket 77 (18+21+16+22): S. Van Rossom (7), D. Dubljevic (8), F. San Emeterio, D. Williams (5), J. Sastre (8), K. Prepelic (11), M. Tobey (11), L. Labeyrie (3), N. Kalinic (13), G. Vives (4), M. Hermannsson (7).

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies