El Manresa se salva ante un Real Madrid preocupado por Carroll (80-90)

llull felipe

El Real Madrid afrontaba esta última jornada de la Liga Endesa sin nada que jugarse, a diferencia de su rival, un Bruixa d’or Manresa que solo podía ganar y aún así dependía del Gipuzkoa Basket para lograr la permanencia. Se juntaron ambas cosas y el resultado es más que justo, victoria de un conjunto manresano que sella su presencia en la máxima categoría del baloncesto nacional la próxima temporada.

El Real Madrid no tenía nada que ganar, lamentablemente sí tenía mucho que perder, y no hablamos del partido. Lo que debía ser un mero trámite para los hombres de Laso a falta de pruebas puede tornarse en pesadilla. Un día que debía ser única y exclusivamente de celebración (ofrecía el primer equipo la Euroliga a la afición y el equipo junior el Adidas Next Generation Tournament, ambos cosechados el pasado domingo) termina con derrota en el Palacio de los Deportes (primera como local en toda la temporada ACB) y con el miedo a la lesión de Jaycee Carroll, que se marchó directamente al vestuario en el tercer cuarto doliéndose del mismo tobillo que se lesionó hace un mes frente al Bilbao Basket.

Pese a todo no hay excusa para la derrota de hoy. Merecida victoria del conjunto dirigido por Pedro Martínez, que vio como los hombres de Laso comenzaban como una auténtica locomotora el encuentro, con un brillante inicio de los exteriores blancos perfectamente complementado por la labor de un Ayón imperial bajo el aro madridista, llegándose al primer cuarto con un marcador de 22-10.

Y ahí se acabó el partido de los de Laso. Un espectacular Fotu era capaz él solito de devolver al partido a un Basquet Manresa que parecía abocado a la categoría de plata en el segundo cuarto, llegando al descanso con 15 puntos el jugador nacido en Reino Unido y un marcador de 39-32 aún favorable para los recientes campeones continentales.

La segunda parte del Real Madrid se puede denominar de inexistente. El partido para los de Laso terminó con la lesión de Jaycee Carroll, pues con una baja es más que suficiente debieron pensar. No se debe restar méritos al ataque de un Manresa que lo metió casi todo. Un auténtico festival anotador comandado por Seeley y White desde el perímetro (9 triples entre ambos), bien secundado por Rizvic bajo los aros. El Real Madrid hacía la goma, no terminaba de irse del partido, pero tampoco ponía la intensidad suficiente como para lograr la victoria.

Resultado justo: victoria para un Basquet Manresa que volverá a estar en ACB en la campaña 2015/16, condenando al descenso a un Gipuzkoa Basket que no fue capaz de imponerse a un CAI Zaragoza que no se jugaba nada en esta última jornada.

El jueves comienza realmente lo importante para el conjunto merengue, el asalto a la trigésimo segunda Liga ACB. Primer rival: Herbalife Gran Canaria. Esperemos que esta semana de “vacaciones” después de la Final Four solo haya sido para coger fuerzas ante el tramo final de temporada que puede suponer un póker de títulos histórico para un Real Madrid que sin duda lo merece.

Victor Vera Santos

Redactor 24segundosenblanco.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies