Chapu, que lindo que viniste (81-71)

fafaddase

El Real Madrid se anota el primer asalto en su bolsillo tras vencer por 81-71 ante un combatiente Valencia Basket, que no se rindió hasta el final. Un gran 3º periodo del conjunto taronja, sobre todo defensivamente, metió a lo de Carles Durán en partido. Y apareció la garra argentina, carácter a domicilio, con 11 puntos en el último cuarto para dejar la victoria en casa.Llull, Chacho, Felipe y Rudy lo moldearon y el Chapu sentenció como lo hizo en la final de la Euroliga.

El partido arrancaba con ambos equipos muy enchufados y metidos en partido, perfectamente conscientes de lo importante de ganar el primero en una serie a 5 partidos. Rudy acaparaba protagonismo en ataque y daba las primeras rentas favorables al conjunto blanco. La pareja interior Loncar-Dubljevic castigaba seriamente la pintura blanca, o bien desde la zona o bien desde el lanzamiento exterior. Las defensas brillaban por su ausencia y ambos equipos se sentían cómodos en ataque. 25-20 a la conclusión del 1º periodo.

El 2º periodo comenzó con ataques muy alocados y con demasiado ímpetu. Ataques cortos, muchas transiciones y pocos sistemas elaborados. La anarquía era la tónica habitual en los primeros minutos y como no, este tipo de partidos favorece al conjunto de Pablo Laso que tras un triple de Sergi Llull, tras una inmejorable circulación de balón, ponía el 39-29 en el luminoso. El Chacho comenzaba a sonreír y eso significa el mal para el rival, anotando, dirigiendo, repartiendo y haciendo disfrutar al respetable. Esto, más una racha positiva de buenas defensas por parte del Real Madrid hicieron que llegásemos al descanso 46-36 favorable al campeón de Europa.

Acostumbrados a ver el vendaval blanco tras el paso por vestuarios, la película tuvo un giro radical y el guión cambió por completo. Parcial de 0-4 en poco más de un minuto, y de 2-12 para empatar el encuentro a 48. Lucic, imparable en la penetración, parecía el mismísimo LeBron James mientras Pablo Laso se exasperaba en la banda. Time out y Nocioni a pista, en busca de algo de carácter e intensidad. Hierrezuelo pitaba técnica al argentino por flopping y a partir de ahí el conjunto madridista aumentó la actividad defensiva y volvió a mandar en el electrónico (58-52). Llegábamos al último periodo 59-57 y tan sólo 13 puntos anotados por parte del Real Madrid en el 3º cuarto.

Pablo Laso, antes del arranque del definitivo periodo: “Necesitamos defender”. Y tanto, como agua de Mayo. El equipo se sacrificó en defensa y el modo rodillo estaba en camino. 6 puntos consecutivos del Chapu y una canasta de Carroll dejaban la diferencia en 7 puntos, renta que ya no dejarían escapar. Intercambio de canastas por parte de ambos equipos hasta el triple de Nocioni que sentenció el partido y dejó el primer punto de la serie en la capital (72-63). El Real Madrid controlaba los tempos del partido y Valencia no se rendía, así llegábamos al final del encuentro, con 81-71.

Aviso: El equipo está lejos de su mejor versión, sigue inmerso en esa vorágine resacosa de la Novena, bendita resaca. Pero el equipo debe ponerse las pilas y acabar una temporada de ensueño. Queremos el modo apisonadora este domingo, y queremos el póker de títulos. Ahora mismo vivimos del talento y de buenos minutos irregularmente. La familia blanca demanda campeonar y masacrar. Justo lo que ellos nos enseñaron.

Les narró Juan Moral (@JuanMoral8). Bratzo y Hala Madrid.

 

Juan Moral

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies