#Euroleague TOP16, Jornada 2: CSKA Moscú 95-81 Real Madrid: Destellos en la nieve

nando-de-colo-73375489

Enero en Moscú. En la cancha del CSKA. No es el mejor lugar para estrenarse en competición europea en este 2016. Pero contra el Ejército Rojo 2.0 de Itoudis se las tendría que ver el Real Madrid, buscando dar un golpe encima de la mesa de una vez por todas.

Y salió dispuesto a ello el conjunto blanco. KC Rivers sacó a relucir su muñeca dorada, esa que tanto le gusta exhibir en las citas importantes, y la de hoy lo era. Bien secundado, todo sea dicho, por Gustavo Ayón. Haciendo valer su apodo, el Titán arrancó el partido de forma colosal, rematando en la pintura las jugadas que brotaban de la siempre activa mente de Sergio Rodríguez (5 asistencias en el primer periodo). Entre los dos, sumaron 14 de los primeros 16 puntos que otorgaban 6 puntos de ventaja al Real Madrid. Pero entonces llegaría el primer aviso por parte de los rusos de que no iba a ser tarea fácil. Un magistral Vorontsevich, mediante un surtido de buenas acciones en ataque, lideraba un parcial de 12-4 que dejaría a los rusos por delante acabado el primer periodo, 22-20.

Sí, partidos como el de hoy muestran lo necesario que era (y ahora vuelve a ser) KC Rivers en este equipo. Pero también lo mucho que se echa en falta a Marcus Slaughter. Porque Kyle Hines destrozaría a los blancos a base de defensa e instinto reboteador en ambos aros, ante un Maurice Ndour impotente frente a la contundencia del de Nueva Jersey. La crónica de hoy va de destellos, quizá lo más destacable de la actuación del Real Madrid hoy. Y en el segundo cuarto, vimos uno que sobresale ante los demás: Luka Doncic en pista, Itoudis ordena que le dejen espacio para tirar, poniendo a prueba los nervios del esloveno. Este no reacciona y todo acaba en un tiempo muerto en el que Laso, con palabras poco apropiadas para dirigirlas a un chaval de 16 años, ruega a Doncic que haga juego. Y hoy, a 7 de Enero, cuando el 99% de chavales de 16 años están estrenando sus regalos de Reyes, el esloveno echó los nervios a un lado y el equipo sobre sus espaldas. Con 3 triples consecutivos respondió a la reprimenda de Laso y el desafío de Itoudis. El Madrid se colocaba a un punto pero aparecerían los dos generales del Ejército Rojo del baloncesto: un parcial de 8-0 firmado por De Colo y Teodosic ocasionaba el 50-41 al descanso.

Las imprecisiones llegaron en el tercer cuarto, con un Chacho al que costó volver al partido (encadenando 3 pérdidas para arrancar el tercer cuarto). Ayón y Thompkins (gris, una vez más) se vieron privados de su principal surtidor de balones, y fue KC Rivers acudió al rescate. Hasta 12 de los 23 puntos del cuadro blanco en el cuarto llevaron la firma del de Charlotte. La actuación de Rivers es el otro destello a destacar de la actuación del Madrid, pues acabó con 23 puntos y 5/7 en triples. De Colo respondía para evitar un parcial del Real Madrid. La diferencia estaba en 7 puntos llegando al último cuarto. Todo podía suceder.

Un 2+1 de Doncic, tirando del carisma y la fuerza impropios para un imberbe, situaba al Madrid a 5 puntos. Tiene muchas grandes citas por delante, pero la de hoy no era la suya. El Ejército Rojo volvió a despertar de la mano del mejor backcourt del momento. De Colo y Teodosic, el primero es probablemente el jugador más en forma del momento en Europa. El segundo, un jugador talentoso como pocos en el Viejo Continente. Y cuando se juntan, el resultado es este CSKA en el que todo (para bien y para mal) pasa por sus manos. Ambos fabricaron (bien asistiendo, anotando, o ambas) los últimos 20 puntos del equipo de Itoudis, dejando el marcador final en un 95-81. Entre ambos, 51 puntos y 14 asistencias que otorgan la primera victoria al CSKA y dejan a ambos con 1-1.

En definitiva, un Madrid gris, pasivo en defensa durante todo el partido (lo del bloqueo directo empieza a ser sangrante), impotente en ocasiones (Ndour no puede parar a Hines, y eso no es culpa suya, sino de quien lo ficha para ello) y que solo funcionó en ataque a ratos, a base de destellos del Chacho (que acabó con 13 asistencias) y, por supuesto, de la irrupción de Luka Doncic. En una plaza complicadísima, con todos los factores actuando para ponerle nervioso, el esloveno hoy ha dado una muestra de carácter que ya quisieran muchos veteranos de 35 años. Probablemente lo mejor que ha hecho Laso en el partido (un día más, con desajustes en las rotaciones) haya sido esa bronca que ha encendido la llama en el chico. El Madrid ha jugado mal y ha perdido el partido, pero gana, una vez más, la certeza de que el futuro tiene nombre y se llama Luka Doncic.

FICHA TÉCNICA

CSKA Moscú 95 (22+28+21+24) De Colo (28), Fridzon (7), Higgins (2), Nichols (2), Freeland (8) – quinteto inicial – Teodosic (23), Vorontsevich (11), Hines (14), Kurbanov (0), Kulagin (0)

Real Madrid 81 (20+21+23+17) Rodríguez (6), Rivers (23), Maciulis (4), Thompkins (5), Ayón (14) – quinteto inicial – Nocioni (7), Ndour (2), Doncic (12), Taylor (4), Carroll (2), Reyes (2)

Por Nacho Anaya Coll (@Anaya_Coll)

Redactor 24segundosenblanco

Nacho Anaya Coll

Redactor 24 segundos en blanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR