El Real Madrid arrasa en el Palau por segundo año seguido y sigue en la pelea por el factor cancha (74-101)

No había un título en juego por lo que no se puede considerar una revancha, pero el Real Madrid se sacó anoche una espina en Barcelona y por segunda temporada consecutiva dio un repaso a su eterno rival en su propio pabellón.

La herida estaba reciente y eso se notó desde el inicio. Campazzo y Carroll lideraron el primer arreón blanco (0-9) que a la postre terminaría siendo decisivo en el devenir del encuentro. El base argentino dominó el ritmo del partido a su antojo cada vez que estuvo en la pista y Carroll destrozaba a base de triples a un Barcelona que se pareció más al de toda la temporada que al de la Copa. El escolta superó siempre a sus defensas y la defensa blanca se imponía con muchísima claridad. El 13-30 tras el primer cuarto era la mejor muestra de ello.

Randolph, en ausencia de Thompkins, sí dio un paso adelante y cuajó su mejor partido desde que reapareció tras la lesión en el pie. 16 puntos, 6 rebotes y una selección de tiro muy buena, además de volver a entenderse de maravillas con Ayón los ratos que coincidieron en pista. El mexicano es clave en la circulación de balón gracias a su movilidad y su notable visión de juego (para ser pívot) y el Real Madrid lo notó. El Barça intentó acercarse en el segundo cuarto (33-43) pero Campazzo de nuevo organizó el ataque y con un triple y dos asistencias tras sendos robos liquidó cualquier esperanza culé y puso el 35-52 al descanso. El dominio absoluto del rebote (terminó siendo un +15 para los blancos, 25-40) y la defensa se imponían sobre cualquier reacción local.

El segundo tiempo tuvo poca historia. La distancia se mantuvo estable en torno a los 20 puntos hasta mitad del tercer periodo cuando el Real Madrid, sin forzar, estiró aún más la renta (53-78, minuto 27) gracias al trabajo de Ayón y Felipe Reyes. Con 57-83 entramos en el último cuarto y la única duda era ver si el Real volvería a pasar de los 100 puntos en el Palau. Con Doncic mentalmente fuera del partido, forzando en exceso del tiro exterior y abusando del bote sin que el balón circulara (atraviesa un bajón físico evidente), Laso dio más minutos a Campazzo y el base argentino terminó de redondear la noche para la afición madridista con una asistencia a Randle que desde el 6’75 consiguió en el último ataque superar la centena de puntos. 

Noche perfecta para el Real Madrid, que vuelve a la cuarta plaza, se carga de confianza tras la Copa y afronta tres partidos en el Palacio ante rivales directos (Fenerbahçe, Panathinaikos y Zalgiris) que serán fundamentales para saber si tendremos factor cancha en los cruces de playoffs. 

Pablo Herrero – @pablohm29

Ficha técnica:

Barcelona (13+22+22+17): Heurtel (11), Navarro (9), Hanga (10), Claver (3), Tomic (9) -cinco inicial- Pressey (0), Jackson (2), Vezenkov (11), Koponen (10), Font (-), Diagne (-), Moerman (9)

Real Madrid (30+22+31+18): Campazzo (11), Carroll (18), Taylor (8), Randolph (16), Tavares (5) -cinco inicial- Causeur (), Randle (3), Rudy (5), Doncic (2), Maciulis (0), Reyes (13), Ayón (10)

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies