#Previa| Real Madrid vs Maccabi Playtika Tel Aviv. Duelo entre dos viejos amigos

El Real Madrid y el Maccabi de Tel Aviv, volverán a verse las caras, en un duelo que es el mas repetido en el Viejo Continente. Ambos equipos en dinámicas muy distintas, un equipo de Tel Aviv que tras dominar el baloncesto europeo en los primeros años del s.XXI, se encuentra en una situacion complicada. Por su parte, el Real Madrid lleva una dinámica distinta, donde tras unos primero años de siglo, donde los nuestros o bien por plantilla o bien por suerte, se pasearon en las profundidades de la tabla, pero tras la llegada de Pablo Laso cambio totalmente esa dinámica.

El equipo israelí, llega a la capital de España, haciendo un buen papel  hasta este momento en la máxima competición del Viejo Continente, este año ocupan la séptima plaza, con un récord de 7 victorias y 5 derrotas. Un equipo que desde hace unos años, decidió entregar todo al físico y a la capacidad de generar de Scottie Wilbekin, un jugador con muchos puntos en sus manos. Un equipo israelí que llega con el mencionado anteriormente, Scottie Wilbekin, como máximo anotador y asistgente y un anhelado Ante Zizic que tras una temporada de readaptación a Europa, parece ese jugador que despertaba ilusión en la parroquia madridista y un James Nunally que parece volver al niel mostrado en Estambul en temporadas anteriores.

Por su parte, el Real Madrid, llega a este encuentro tras un mes de noviembre en el que contaron todos sus encuentros por victorias. Un equipo blanco, donde esta semana ha podido contar con toda la plantilla, por primera vez en toda la temporada, algo que duró poco, ya que Carlos Alocén, ha vuelto a caer lesionado para dos semanas. Los nuestros seguirán comandados por Edy Tavares, el MVP del mes de noviembre de la Euroleague, un Yabusele que cada día esta mas integrado en los esquemas de Pablo Laso y un Williams Goss que espera encontrar el ritmo rápido tras la lesión que le mantuvo apartado de las canchas durante un tiempo. Pero lo que debemos de tener claro, es que la fuerza de este Real Madrid depende del colectivo, un colectivo que parece remar en una misma dirección.

Deja una respuesta