#Crónica | El Madrid sigue de dulce y amarra el 2º puesto en Liga regular (99-89)

Un mal recuerdo. El equipo blanco pasa página de su terrible momento de marzo y abril con un partido coral en el que se ha impuesto al Joventut a base de brega y acierto.

El factor cancha en juego en una tarde de domingo de resaca para los futboleros. 2º contra 3º de la liga regular, con duelos de lo más interesantes para el espectador como el de Derek Willis contra Yabusele, Guillem Vives tirando de veteranía en la base frente a NWG o el clásico entre Tavares y Ante Tomic.

Y que empezaba con mucho movimiento de los jugadores blancos, y contactos muy penalizados por parte de la Penya. Con el Yabusele de inicio de temporada castigando a sus pares, y el Madrid sabiendo atacar cada punto débil del Joventut.

La entrada de Joel Parra y Pau Ribas, y un tiempo muerto de Carles Duran para ajustar, centraba al equipo verdinegro y apretaba el marcador, pero un nuevo parcial a favor del Madrid, maquillado por el magisterio de Ribas, dejaba el marcador al final del primer cuarto en 29-23.

Llull tomaba el mando de las operaciones y, bien acompañado en un quinteto de envergadura con Poirier, Randolph, Deck y Abalde, rompía el partido hasta conseguir una diferencia a favor blanco de +13 en el ecuador del segundo cuarto: 40-27. Tomic, Feliz y un radiante Joel Parra, que celebraba su nombramiento como mejor joven de la Liga Endesa, daban respuesta mientras el Madrid se acababa perdiendo en la telaraña de la zona planteada por Duran. Así que nos íbamos al descanso con todo por decidir: 47-46.

Estrenaba Simon Birgander su cuenta particular para poner la primera ventaja de los de Badalona en el partido a la vuelta de vestuarios. Respondían rápidamente Hanga y Causeur, que hacían efectiva la intimidación de Tavares en la pintura.

No perdía la cara Joventut de la mano del siempre elegante Tomic, que sacaba petróleo de sus fintas a pesar de los esfuerzos de Tavares, para dejar el marcador 76-69 a falta del último cuarto.

Pero el croata no acababa ahí su recital: inspiradísimo ante la que una vez fue su afición y que le aborreció en su siguiente periodo, seguía su clínic bajo el aro hasta conseguir igualar el partido de nuevo: todo por decidir en los últimos 5 minutos, 83-83.

Uno de sus excompañeros era el encargado de volver a dar la vuelta a la tortilla: Hanga anotaba su quinto triple (en 7 lanzamientos), Yabusele seguía demostrando que vuelve a ser el del inicio de curso y Poirier y Llull se entendían en las alturas para establecer un parcial de 10-0 en apenas un minuto. Otro TM de Duran buscaba la última oportunidad de victoria de su equipo.

Pero se acababa manteniendo la diferencia: 99-89 para afianzar una valiosa segunda plaza de cara a los play-offs.

Real Madrid 99 (29+18+29+23): N. Williams-Goss (4), F. Causeur (11), A. Hanga (20), V. Poirier (16), G. Yabusele (17), A. Randolph (6), A. Abalde (5), G. Deck (3), W. Tavares (7), S. Llull (10).

Joventut Badalona 89 (23+23+23+20): P. Ribas (15), F. Bassas (5), D. Willis (12), J. Parra (9), A. Tomic (25), P. Busquets, B. Paul (2), G. Vives (4), A. Feliz (11), S. Birgander (6), Z. Maronka.

Deja una respuesta