El Real Madrid forzó la prórroga en El Pireo pero Printezis -y el arbitraje- sentenciaron (92-83)

No se esperaba un partido de alta anotación, especialmente teniendo en cuenta los problemas que ha tenido el Real Madrid en las últimas jornadas en Europa para anotar con regularidad, y así fue. El 18-8 del primer cuarto con un Real muy espeso, abusando continuamente de tiros de más allá de 5 metros y con porcentajes paupérrimos desde el triple, no invitaba al optimismo. Se atacaba mal y se defendía peor, algo que aprovechaba un Papanikolaou que siempre cuaja sus mejores partidos de la temporada contra nosotros.

Spanoulis se movía como quería a pesar de que en defensa sufría los emparejamientos con Taylor. Milutinov, Papanikolaou y Printezis cargaban de faltas a los interiores blancos y los hombres del banquillo griego daban aire a sus compañeros a cada mínima reacción blanca. Mientras los suplentes madridistas apenas aportaban, Strelnieks y Thompson, este último muy activo en el rebote en ataque, daban la máxima (29-17, min 13) a Olympiacos. En ese momento apareció Carroll, que con 9 puntos antes del descanso junto a algunos destellos de calidad de Doncic impulsó a los de Laso cuando peor pintaban las cosas. El 5-13 con el que el Madrid cerró el segundo cuarto daba esperanzas de cara al segundo tiempo sobre todo si se tiene en cuenta que los porcentajes (39% en tiros de dos y 20% en triples eran difícilmente empeorables).

El Madrid apretó en la salida de vestuarios, cerrando la defensa y poniéndose a uno a pesar de que los problemas de faltas de los interiores nos lastraban mucho más. Cuando mejor estábamos tres 2+1 casi seguidos de Jamel McLean lanzaban a Olympiacos 12 arriba (52-40), pero otro arreón de Carroll ponía el 56-47 tras 30 minutos. 

El último cuarto nos deparó un final inesperado. Los locales parecían tener la victoria en el bolsillo, el Madrid naufragaba en ataque y cuando parecía que tiraría la toalla una zona presionante ordenada por Laso apretó el marcador. Del 64-51 a 7 minutos del final o el 67-59 a 3:55 pasamos a un 72-69 en el último minuto tras el punto 26 de Luka (terminó con 33). Spanoulis fallaba y el Madrid, tras dos rebotes ofensivos de Taylor, encontraba a Carroll que con un triple empataba a 72. En el último ataque Printezis tuvo dos tiros libres para ganar pero falló ambos y el partido se fue a la prórroga. 

En el tiempo extra, a pesar de que el Madrid tomó la iniciativa de salida, el protagonismo pasaría a ser de tres señores de naranja que como es costumbre en Grecia decidieron el encuentro. El distinto criterio para permitir o no los contactos en una zona u otra marcó el parcial de 10-0 de los locales, que de la mano de Printezis dieron el estirón definitivo para llevarse el triunfo.

Ni una sola crítica al Real Madrid, que compitió contra 8 (35-11 en tiros libres) y que teniendo a únicamente dos jugadores que vieron aro con regularidad peleó hasta que pudo y le dejaron. Las dos visitas en Grecia se saldan con derrota pero habiendo dado la cara hasta el final, teniendo triple en el OAKA para ganar y forzando una prórroga en El Pireo. 5-6 de balance y centrados en sacar sí o sí los dos que quedan en el Palacio en diciembre (Barça y Valencia).

Pablo Herrero – @pablohm29

Ficha técnica:

Olympiacos 92 (18+16+22+16+20): Spanoulis (7),  Roberts (4), Papanikolaou (14), Printezis (21), Milutinov (12) -cinco inicial- McLean (12), Toliopoulos (-), Strelnieks (15), Mantzaris (0), Bogris (-), Wiltjer (2), Thompson (5)

Real Madrid 83 (8+22+17+25+11): Campazzo (0), Doncic (33), Taylor (2), Thompkins (6), Tavares (8) -cinco inicial- Causeur, Randle (3), Rudy (3), Radoncic (0), Maciulis (0), Reyes (4), Carroll (24)

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies