(97-79) Llull lidera a un Madrid que enamora

•Llull vuelve a mostrar un gran nivel •Tavares, más tapones que canastas anotadas •Rudy muy fino en el tiro •Se guardó un minuto de silencio antes del encuentro por el fallecimiento de Patrick Baumann, secretario general de la Fiba. 

El Madrid está de dulce, es innegable. Hasta el momento, cuenta todos sus choques por victorias, dejando además un nivel de baloncesto muy alto. La rotación infinita de Laso hace, además, muy difícil que el equipo rival mantenga el nivel durante los 40 minutos de encuentro. Baskonia lo intentó pero, una vez más, salió derrotado del Palacio. 

En lo que respecta a los 40 minutos baloncestísticos, la calidad de ambos equipos y las ganas de llevarse el encuentro quedaron patentes desde el comienzo. Eso sí, con más entusiasmo que acierto. En los primeros cuatro minutos un pobre 5-5 campeaba en el marcador y no fue hasta la aparición estelar de Llull —8 puntos prácticamente consecutivos, 13 en el cuarto— cuando se rompió el encuentro. El mencionado 23 blanco y un buen trabajo colectivo de Baskonia impulsaron la puntuación (15-13, min. 6). Randolph, quien había abierto el encuentro con un triple, y Taylor con 4 puntos se sumaron a la fiesta particular del de Manacor como únicos anotadores en un periodo que terminó dominando el conjunto de Pablo laso (25-19).

Campazzo tomó el relevo de Llull al frente y el papel lo asumió a la perfección: dos triples de salida que, junto a un mate de Ayón y un tiro libre de Felipe pusieron la primera renta importante del encuentro (34-24, min. 12:35). Baskonia reaccionó con Marcelinho y Garino a la cabeza. Ambos, con 10 puntos al descanso tomaron la iniciativa anotadora y el partido se apretó y también se afeó. Una antideportiva doble pitada a Campazzo y Diop, junto con varias faltas en contra, encendieron al Palacio (42-38, min. 16:11). Laso, consciente del momento caliente, sacó a Llull y Tavares de nuevo a pista, manteniendo a Rudy, y entre todo ellos devolvieron al Madrid un buen colchón al descanso (52-44).

Baskonia vuelve achuchando

El paso por vestuario sentó bien a Baskonia. Con las ideas más claras y apoyado en un Matt Janning espectacular (8 puntos en el cuarto), el conjunto de Pedro Martínez apretó el duelo. El Madrid encontró en Causeur (11 puntos en el cuarto) a su desatascador particular. Entrando por la izquierda, el francés fue la clave para evitar que los baskonistas se pusiesen por delante (65-61, min. 26).

La parte más tensa se vivió prácticamente a continuación. Primero Shengelia y a continuación Garino ponían las tablas (65-65) y lo que sucedería a continuación no sorprenderá a nadie: Llull se enfundó su capa y anotó dos triples consecutivos que, sumados al 2+1 intermedio de Causeur diespegaron al Madrid al final del tercer cuarto (74-67). 

Ese acelerón merengue continuaría y de qué modo en el ultimo cuarto. Aguantó medianamente Baskonia los primeros cinco minutos pero, en cuanto Rudy sacó a paseo su muñeca, el partido cayó definitivamente del Real Madrid. La exaltación llegó con el momento Tavares. Un tapón del caboverdiano desató los cánticos de la grada quienes, cuando ya entonaban su característica canción hacia él, encestó un mate magistral con falta a favor incluida. El delirio (92-75). 

Hubo tiempo para un canastón de Llull de verdad y otro que no subió al marcador, pero como si lo hiciese, tras dar en el marcador de posesión. Al final 97-79 y un 3-0 en la clasificación de la Euroliga.

María Veiga

Periodista gallega que disfruta del baloncesto en Madrid... y donde sea.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies