#Crónica | El Madrid se lleva un partido loco gracias a Carroll y Randolph (97-103)

Victoria importantísima de los de Laso en Alemania. La cuarta de los últimos cinco partidos y la tercer consecutiva fuera de casa. La última derrota de los blancos contra el Alba de Berlín fue en 1999, son 11 victorias consecutivas contra los alemanes.

Por segunda vez en la temporada el Real Madrid está sufriendo una pequeña crisis de identidad que se refleja en los resultados. Les cuesta sacar adelante casi cualquier partido, juega a rachas, tiene muchos despistes defensivos, idas y venidas… Un equipo con mucha calidad pero muy inconsistente.

Hoy fue uno de esos días. Los madrileños salieron a morder en los primeros minutos, con Campazzo llevando las riendas (11 asistencias) y con Randolph y Carroll poniendo los puntos en el marcador. Mucho acierto y una estabilidad defensiva que comparada con lo que iba a venir después era suficiente. El Madrid se fue 25-41 al final del primer cuarto, con 8 de 9 en triples y 15 de 17 en tiros de campo. Pintaba bien, pero poco tardaron en tirarlo por la borda.

Los alemanes despertaron y robaron el acierto de los madrileños para hacerlo suyo en el segundo cuarto, 35 puntos, 3 de 3 en triples y 10 de 14 en tiros totales. Los visitantes todo lo contrario, muchos fallos en ataque, 7 pérdidas y 3 de 16 en tiros. Laso se desesperó y empezó a hacer cambios pero los blancos necesitaban el descanso. 60-50 para los alemanes tras los dos primeros parciales.

Tras el descanso el Madrid volvió a coger las riendas del partido, volvió a encontrar el acierto desde la línea de tres, movió bien el balón y dejó en 11 puntos al ataque alemán. Campazzo terminó el partido con 10 puntos y 19 asistencias, controló el partido siempre que estaba en pista y encontró con facilidad a todos su compañeros. Sin embargo, el Madrid sufría en transiciones y no defendía bien el perímetro. Jeffery Taylor también fue protagonista con 13 puntos, acertado desde la línea de tres y siendo muy efectivo cada vez que el balón pasaba por sus manos.

El segundo cuarto tan desastroso de los blancos estuvo a punto de costarles el partido, el resto de los parciales los ganó con sobriedad excepto el último. Randolph (27) sentenció el partido con una suspensión y el Madrid se llevó un partido loco pero fundamental para la clasificación y para la moral madridista.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies