El Real Madrid supera con comodidad al Maccabi y suma su cuarta victoria seguida en Euroliga

Si algo caracteriza los Real Madrid vs Maccabi es que se ven las caras dos de los equipos más históricos del Viejo Continente (es el duelo más repetido en el baloncesto europeo) y que siempre hay cuentas pendientes. Y en esta ocasión, como viene siendo tendencia en los últimos años, el conjunto blanco se impuso con un gran Campazzo y un partido muy completo de todo el equipo. 

Desde el principio los de Laso salieron muy enchufados. Los triples se sucedían (6/9 en este parcial) y en ataque se movía mucho y bien el balón. El partido se jugaba al ritmo que quería Campazzo, que sumó 6 asistencias en esos minutos y fue el líder en ataque durante el primer arreón en el marcador. Maccabi no tenía opciones, Tavares intimidaba por dentro y su defensa no igualaba en intensidad a la de los blancos. Ni el paso por el banquillo de Campazzo sirvió para que los israelíes cogieran aire ya que un triple de Alocén, que volvió a jugar en Euroliga tras algunos partidos, cerraba el primer cuarto con un 29-18.

Si en los últimos choques el segundo cuarto era el gran punto negro del equipo, en esta ocasión, y a pesar de un pequeño parcial inicial para el Maccabi, el Real se sobrepuso rápido y mantuvo la ventaja sobre los 8-10 puntos. Las continuaciones de Deck y sus movimientos sin balón no obtenían respuesta por los visitantes y solo acciones individuales de Dorsey y algunas canastas de Zizic impedían que la diferencia creciera aún más. A pesar de que el ataque no fue tan fluido como en el primer cuarto, un gran trabajo defensivo conjunto permitió al Madrid conservar una diferencia cómoda antes del descanso, al que se llegó tras una canasta de Abalde sobre la bocina (45-32).

Aunque el encuentro a la salida de vestuarios mantenía el ritmo lento del segundo parcial, entre Wilbekin y Bryant animaron a los suyos y los de amarillo se acercaron a siete puntos a mitad del tercer cuarto (50-43). Laso paró el partido y tras el tiempo muerto, Tavares, Llull (buena defensa sobre Wilbekin toda la tarde) y Deck tomaron la responsabilidad en ataque para devolver la máxima a los blancos. Al final del tercer cuarto la ventaja se mantenía en doce puntos (62-50).

A pesar de que el Madrid tardó casi tres minutos en anotar en el último cuarto, Maccabi no supo aprovecharlo. Llull seguía sumando y en defensa el Real llegaba a todo, con Rudy dando un auténtico clínic sobre cómo usar el cuerpo para defender. Una canasta de Randolph, muy constante hoy, ponía el 68-52 a cinco minutos del final y casi finiquitaba el partido. Un par de aciertos de Llull y un triple de Rudy tras asistencia de Campazzo (12 repartió) confirmaban la victoria del Real Madrid. 

El marcador final, 79-63, deja clara muestra de la superioridad blanca en el choque de hoy, con muchos jugadores aportando y con un gran juego coral (21 asistencias contra las 8 de Maccabi). Cuarto triunfo consecutivo en Europa y el viernes espera el Fenerbahçe en el mismo escenario. 

Foto portada: Euroleague.net

Pablo Herrero – @pablohm29

Pablo Herrero

Redactor 24segundosenblanco

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies