#Euroleague | Golpe sobre la mesa en Nuremberg frente a Brose Baskets (86-90)

llull

El Real Madrid ha cosechado en esta tarde-noche de jueves su quinta victoria en el Top-16 de Euroliga (segunda fuera del Palacio) frente a un rival directo como es Brose Baskets. El partido, que se ha jugado en Nuremberg, ha finalizado con un marcador de 86-90 para el reciente campeón de la Copa del Rey.

Desde el principio se ha visto sobre el parqué del Arena Nuremberg que el encuentro iba a ser un dolor de muelas para los de Pablo Laso. Brose Baskets se aprovechaba de un Madrid que parecía seguir festejando su último título para mandar un serio aviso en forma de 12-0 de parcial desde el salto inicial. El Real Madrid a base triples lograba sobrevivir al arranque del conjunto alemán, igualando el marcador hasta un 23-26 favorable a los de Trinchieri a la finalización de los primeros diez minutos.

Los de Laso, por fin salidos del letargo inicial, comenzaban a crecer desde la defensa. Felipe Reyes, que percutía desde el perímetro como si vistiese el ’41’ y jugara en los Dallas Mavericks, y Augusto César Lima, en lo que suponía su debut con el Real Madrid en Euroliga, daban alas al conjunto blanco, que gracias a los puntos de ambos adquiría sus primeras rentas en el electrónico (31-37). Pese a los buenos minutos merengues Brose Baskets no dejaba de amarrarse el partido, llegando al ecuador de éste con un 45-46 madridista tras un alley-oop maravilloso entre Sergio Rodríguez y Jeffery Taylor.

Tras el paso por vestuarios el Real Madrid saldría como un auténtico avión. Llull, inspiradísimo desde el triple, junto con otro lanzamiento de larga distancia de Jaycee Carroll, daba al actual campeón continental su máxima renta del choque (47-57), mas la aparición de un estelar Darius Miller impediría a los blancos romper el partido. 13 de los primeros 15 puntos en el tercer cuarto del conjunto germano mantenían con vida a los suyos, que pese a todo llegarían a los últimos diez minutos de partido con una desventaja de siete puntos (65-72).

Un parcial de 12-4 de inicio de los hombres dirigidos por Andrea Trinchieri volvía a ponerles por delante, haciendo saltar las alarmas del Real Madrid. Llull, en lo que suponía su sexto triple del partido, devolvía las riendas del marcador a su equipo. No obstante el último cuarto se iba a caracterizar por la igualdad reinante hasta el último suspiro. Felipe Reyes con dos tiros libres colocaría el 86-88 para el Real Madrid, que en las manos de Llull tendría la oportunidad de casi finiquitar el encuentro. El de Mahón en esta ocasión no elegiría bien, y Brose Baskets, personificando en la figura de Wanamaker, optaría a un tiro para lograr la victoria o al menos llevar el partido a la prórroga. Tiro que, cómo no, desbarataría nuestro mexicano favorito, Gustavo Alfonso Ayón Aguirre, que con un magistral tapón acababa con las ilusiones alemanas. Reyes, de nuevo desde la línea de personal, sellaría el 86-90 final.

Este partido sitúa al Real Madrid con un favorable 5-3 a falta de seis partidos, posicionándose en la tercera plaza del grupo F. El próximo choque será en el Palacio frente al CSKA, actual líder del temible grupo. Para entonces es probable que Pablo Laso ya pueda contar con Rudy Fernández, el cual debería hacer subir varios enteros al equipo una vez recupere el ritmo de juego.

Víctor Vera
@victorverasants

Victor Vera Santos

Redactor 24segundosenblanco.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies