#Crónica | Deck y Llull mantienen invicto al Madrid (94-74)

Dicen que los grandes equipos son más peligrosos cuando vienen dolidos. Enfrentarse al Real Madrid de Pablo Laso nunca es una buena noticia, nunca es buen momento, pero hacerlo después de una derrota de los blancos suele ser todavía peor. Estos jugadores no pueden vivir ni un segundo en duda, no les gusta sentirse en entredicho, y cuando se sucumbe en Europa, la Liga siempre siempre suele ser la solución. Alguien tiene que pagar los platos rotos.

Aunque el Madrid venga de perder dos partidos seguidos en Euroliga fuera de casa, sigue invicto en la competición doméstica. El Manresa, sin embargo, está en la zona baja de la tabla con tan solo una victoria en cinco partidos. Los catalanes aún así no se encogieron ni mucho menos, cuajaron un gran primer cuarto y incomodaron al Madrid en todos los ataques. Un espléndido Llull mantuvo vivo a un Madrid bastante perdido en ataque y en defensa. El Manresa se llevó el primer cuarto, 27-28.

El Madrid sí comenzó serio el segundo cuarto, atento en defensa y rápido en ataque, 6-0 de parcial y con cinco puntos de ventaja. Empezaba a respirar Laso. Pero le duro poco, porque enseguida respondió Manresa de la misma manera, el partido estaba en dos puntos. El Madrid mejoró la intensidad defensiva pero el Manresa también hizo lo propio. Campazzo cogió el mando y empezó a meter puntos y dar asistencias, comenzó a coger el ritmo al partido. Los tres argentinos coincidieron varios minutos y fueron protagonistas. Gabriel Deck volvió a ser fundamental, un jugador que cuando el equipo sufre siempre da la cara, no le importa cubrirse de barro y hacer el trabajo sucio. 12 puntos del argentino permitieron a los blancos irse al descanso con una ventaja cómoda, 55-44. 

Los blancos salieron tras el descanso con la intención de cerrar el partido lo antes posible. En la primera parte el Manresa se le había subido a la chepa y había conseguido meter miedo a un Madrid que ahora mismo necesita sentirse dominador en los partidos.

Deck siguió enchufándolas de todos los colores, Garuba puso en pie al Wizink y Tavares colocó varios tapones marca de la casa. Deck acabó con 18 puntos, Llull con 17 y Tavares con 16. Incluso el joven Mario Nakic tuvo tiempo para mostrar sus cualidades e incluso anotando un triple.

El Madrid respira, asegura la la sexta victoria en Liga y el liderato indiscutible. 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies