#Crónica | El Madrid se anota su 13ª victoria consecutiva (88-82)

El Real Madrid ha puesto la velocidad de crucero en Euroliga y parece no querer tocar lo que le funciona. Ante Zalgiris sumó su victoria número trece de manera consecutiva y seguirá una jornada más en los puestos de cabeza.

Y eso que no comenzan los blancos demasiado enchufados. Los de Laso se toparon con un Zalgiris muy intenso que presionó a toda pista tras canasta o saque de fondo, lo que propició al conjunto de Jasikevicius un interesante parcial de salida de 2-8. Ahí reaccionaron los locales cabalgando sobre un acertado Mickey, autor de 8 puntos en el cuarto. Del 2-8 se pasó al 10-8, aunque poco duraría la primera renta madridista. Walkup respondería con otros 5 puntos consecutivos que devolvían el liderazgo a un Zalgiris desenfadado y con poco que perder que solo se dejaría doblegar ligeramente al final del cuarto (20-18).

Con el segundo cuarto llegaron las dos grandes exhibiciones de la noche. Rudy y Lekavicius se ‘enzarzaron’ en un duelo de pistoleros que acabó con sus marcadores personales 17-18 al final del primer tiempo, aunque con diferencias. El madridista, intratable en el triple (5/7), apareció cuando Zalgiris más acechaba, dando una clara venta a los suyos (40-27, min. 17). Lekavicius, por su parte, apareció matador desde toda zona en la que tocó balón (100% de efectividad) para frenar ese ímpetu local que a punto estuvo de dejar el choque visto para sentencia con 20 minutos por delante. Pero no fue así. Al descanso, un 47-41 que dejaba todo abierto.

Un tercer cuarto de intercambio de canastas

La reanudación trajo consigo un intercambio de golpes que dejó todo prácticamente como estaba, sin héroes anotadores como en el anterior. Zalgiris llego a ponerse a 4 puntos (47-43), poco a poco el Madrid fue distanciándose, llegando a situarse con una máxima renta de 12 puntos (60-48). Durante muchos minutos la brecha se mantuvo en esa franja y solo al final del cuarto los lituanos bajaron de la psicológica barrera de lo 10 tantos de desventaja, demostrando por enésima vez en el choque que no iban a darse por vencidos (68-59). 

Apareció Trey Thompkins

Si en el segundo cuarto el sustento blanco fue claramente Rudy Fernández, esa medalla en el último periodo podemos colgársela a Trey Thompkins. El americano esta aprovechando y de qué manera la baja por lesión de Anthony Randolph para desplegar todo su acierto anotador. Su acierto desde el triple sumado a la gran labor de Mickey en la pintura fueron demasiado para Zalgiris. Los lituanos acusaron la desaparición en la anotación de Lekavicius, quien desde el segundo cuarto no volvería anotar hasta llegado el último minuto del encuentro.

Finalmente 88-82 en el marcador y decimotercera victoria consecutiva para el Real Madrid en Euroliga.

María Veiga

Periodista gallega que disfruta del baloncesto en Madrid... y donde sea.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies