El Madrid pierde contra el Maccabi en el último segundo tras un polémico final (85-84)

Tras dos derrotas en tres partidos en Euroliga, los pupilos de Laso salieron a la cancha decididos a dar un golpe encima de la mesa. Una defensa férrea e intensa sobre la estrella de Maccabi, Wilbekin, y una claridad en ataque asombrosa pusieron un 2-11 a favor de los madridistas.

Los blancos solo fallaron un tiro en los primeros cinco minutos, pero Maccabi se recuperó enseguida y comenzó a entrar en calor con cuatro triples en tres minutos.

Los israelíes tuvieron infinidad de problemas para parar las embestidas visitantes, el Madrid anotaba de todas las maneras y en casi todos los ataques, Tavares no encontraba oposición, Taylor consiguió penetrar las líneas de pase con mucha facilidad y los triples entraban uno detrás de otro (5-7). Fueron los propios triples los que dieron vida al Maccabi (6-9) que no encontraban otras formas de superar la defensa madridista. Festival de puntos en los primeros 10 minutos, 24-33 para el Madrid.

Maccabi se puso las pilas en el segundo cuarto y bajó al barro para defender cada ataque del Madrid como si fuera el último, en ataque no fallaba y se puso por delante con un parcial de 11-0. 

Solo Carroll y Thompkins vieron aro en el segundo cuarto, el escolta sumó los 9 puntos del Madrid en parcial durante los 7 primeros minutos y después Thompkins con 4 puntos permitió a los blancos irse al descanso con la mínima ventaja (45-46).

Siguiendo la línea de todo el partido, el tercer cuarto fue un intercambio de golpes, ambos equipos se centraron más en atacar y dejaron de lado la defensa. Los dos conjuntos movieron el balón con mucha fluidez y les permitió tiros liberados desde las esquinas.

Trey Thompkins y Tavares fueron de los pocos jugadores madridistas que estuvieron acertado y regulares durante los 40 minutos de partido. Por su parte, la defensa del Madrid comenzó a desvanecerse poco a poco y permitía canastas muy fáciles a los israelíes. Aun así, los blancos de mano de Thompkins lideraban el partido por la mínima.

La igualdad continuo hasta el final del partido, donde ambos equipos llegaron con opciones de llevarse el gato al agua. En los últimos minutos la defensa del Madrid mejoró notablemente y cada equipo golpeaba una vez pero en la siguiente jugada recibía él. Un auténtico combate que terminó llevándose en las últimas jugadas tras un final de infarto y muy polémico en el que pitaron una antideportiva a Taylor. octava derrota del Madrid en Euroliga y se sitúa en la cuarta posición.

 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies