#Crónica | La exhibición de Larkin provoca la 4ª derrota consecutiva (75-80)

32 puntos y cara de MVP. No ha habido respuesta para Shane Larkin, que distancia más a su equipo en el liderato de la Euroliga y hunde al Madrid en una minicrisis. De la que tocará salir en Israel.

El inicio no hacía prever el desenlace: 7 puntos seguidos de la conexión argentina Campazzo-Deck, y por parte de Anadolu Efes sólo Beaubois y Larkin sumando. Se despegaba el Madrid hasta conseguir un parcial de 14-5… Pero a base de defensa, el equipo de Ergin Ataman conseguía que al final del primer cuarto se llegara con tablas en el marcador: 20-20.

Seguía la batalla en el segundo cuarto, en el que llegaba la tan deseada mandarina de Llull tras volver de su lesión. Ayudaba a encender al público, a lo que contribuía el trío arbitral pitando dos faltas “dudosas” sobre Shane Larkin. El intercambio de golpes ponía al Madrid de nuevo por delante, de la mano de Jordan Mickey. La respuesta de Efes llegaba a base de kilos de potencia: los de Moermann y Pleiss. El ecuador del partido traía también la primera diferencia a favor de los turcos: 40-43. Larkin sumaba ya 13 puntos.

Una ventaja que ya no han dejado escapar. Laso lanzaba a toda su artillería defensiva contra Shane Larkin, pero el de Cincinnati estaba en modo recital en el WiZink Center. Jaycee Carroll, por su parte, ha fallado todo lo que ha pasado por sus manos, y con el bloqueo mental ha acabado en el banquillo. Hay que recuperar al mormón para las batallas que quedan esta temporada. Respondía Thompkins a los puntos del 0 de Efes, firmando un 6 de 8 en tiros de 2 a pesar de no estar acertado desde la línea de 6,75. Era Rodrigue Beaubois, por su parte, tras una serie de imprecisiones madridistas en ataque, el que cerraba el marcador del tercer cuarto con 55-59.

Ataque de silbato de los árbitros en el comienzo del cuarto, poniendo el listón de las faltas en el aro blanco muy, muy bajo: entraba el Madrid en el bonus quedando 8 minutos por jugar. Entre Rudy y Llull daban el paso adelante necesario para que no se escapara el partido, pero seguía el show de Larkin. A pesar de recibir un tapón de museo de Tavares, ha anotado de todas las maneras y colores. No ha habido respuesta a sus 32 puntos finales.

El marcador final, 75-80, supone la cuarta derrota seguida en la Euroliga para el equipo. Hay que recuperar, fundamentalmente, sensaciones. La próxima ocasión, el domingo contra Manresa. Y el próximo jueves, en Tel Aviv.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies